Duque de Madrid

El Ducado de Madrid es el título de incógnito (y de señalamiento) que adoptó Carlos María de Borbón y Austria-Este como reclamante legitimista de la Corona española. Ha sido el título de señalamiento más utilizado por la dinastía carlista, ya que hasta cinco reclamantes diferentes lo han empleado.

En el contexto de una serie de medidas destinadas a reorganizar el Partido Carlista, Carlos VII convocó a sus partidarios a una reunión que debía celebrarse en Londres el 20 de julio de 1868. Entre las cuestiones que tenían previsto tratar se encontraba la elección del título que asumiría el reclamante una vez que su padre renunciara definitivamente a sus derechos dinásticos (hecho que ocurriría el 3 de octubre del mismo año).

Hasta entonces Carlos VII había estado usando el título de Conde de la Alcarria. Aunque en un principio se pensó en el título de «conde de Madrid», se entendió que esto podía ser visto como una simple imitación de la forma de actuar del pretendiente orleanista a la Corona francesa quien había adoptado el título de «conde de París». Por ello se decidió cambiar el condado por un ducado, quedando Carlos VII como «duque de Madrid». El 3 de octubre Carlos VII comunicaría a sus consejeros su Real Resolución en los siguientes términos:

A los miembros de mi Consejo:

A consecuencia de la abdicación de mi augusto y queridísimo padre, D. Juan de Borbón y de Braganza (que Dios guarde), firmada hoy, 3 de octubre de 1868, y del dictamen emitido por el Consejo que se celebró en Londres el 28 de julio del corriente año,

Os hago saber que he decidido adoptar, y por la presente adopto, el título de incógnito de Duque de Madrid, que a imitación de mis venerados abuelo y tío Carlos V y Carlos VI, al adoptar, respectivamente, los de Conde de Molina y de Montemolín, el 18 de mayo de 1845, llevaré, mientras la Divina Providencia, en sus inescrutables designios, no me llame al Trono de mis mayores que, por la renuncia paterna de esta fecha, me corresponde de derecho.

Entiendo asimismo mantener, por este acto, todos mis derechos al Trono de España y los eventuales al de Francia, si la rama primogénita, representada hoy por mi Augusto Tío Enrique V (q. D. g.), llegara a extinguirse, así como todos los demás derechos de mi familia en lo presente y en lo futuro.

Mi Secretario, el General D. Hermenegildo Cevallos, tomará nota de este documento y dará a ésta, mi Real resolución, la conveniente publicidad.

Dios os guarde.

Vuestro afectísimo,

CARLOS

Dado en París, en mi residencia de la calle de Chavau-Lagarde, a 3 de octubre de 1868.

Otros dos títulos de incógnito que empleó Carlos VII con motivo de diversos viajes a lo largo del mundo fueron los de Conde de Dicastillo (por África y Asia en 1884-1885) y Conde de Breu (por Hispanoamérica en 1887).

En 1926 con motivo de un viaje a Madrid de la segunda esposa de Carlos VII, Berta de Rohan, el periódico liberal alfonsino ABC (3 de febrero, p.8) se refirió a ella como «duquesa de Madrid».

El título también sería usado por el sucesor de Carlos VII, su hijo Jaime III.

Años después de la muerte de Jaime III el título sería nuevamente utilizado.

Javier I lo emplearía desde el 4 de noviembre de 1963 hasta el 8 de febrero de 1964, fecha en la que anunció que se lo confería a su hijo Carlos Hugo, con motivo de su enlace matrimonial con la princesa Irene de los Países Bajos.

El 28 de septiembre de 2003 Carlos Hugo anunciaría en un acto legitimista celebrado en Arbonne (Iparralde) que a partir de entonces el título de «duque de Madrid» sería usado por su primogénito Carlos Javier.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s