Fragmento del “Diario” de Carlos VII

Dos memorándums de Cos y Duran imposibles de extractar, porque no tienen desperdicio ni de una letra. Es la colección más seria de desatinos, herejías políticas, planes inverosímiles y grotescos y antiguallas de mal gusto que haya podido salir de la pluma del orate más carlista rancio de la Cristiandad. Deben conservarse como oro en paño para que sirvan de muestra de lo que dan de sí ciertos sabios antiguos del partido. Baste indicar que no conoce, ni por el forro, ni las costumbres ni las leyes de la antigua y venerada España; para él lo antigüedad es Fernando VII; que las innovaciones que propone, todas son de nombre y grotescas; que quiere una especie de Cortes donde se empiece rezando no sé cuantas cosas, que enumera minuciosamente, formadas por casullas y maestros de escuela; y que, por último, es más católico que el Papa y exige de mí, so pena de excomunión, que anule cuanto se ha hecho en todo, y especialmente en bienes nacionales, del 32 acá. Con consejeros como éste podría renunciar al trono por secula seculorum. ¡Si un periódico liberal cogiera copia de estos desvaríos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s