Archivo de la categoría: 1936 Javier I

Intervención de Don Javier en el disco “Partido Carlista” (1977)

Intervención de Don Javier de Borbón Parma grabada en enero de 1977, año de su fallecimiento, para el disco Partido Carlista, vol. 6 de la serie Hablan los Partidos de Dial Discos (LP Vinilo, Nevada, 1977).

Una larga vida dedicada a la política, cuando alcanza la cota de los 87 años, como la mía, puede marcar una perspectiva muy amplia y a su vez muy varia. Desde esta edad y con esta experiencia se puede apreciar con mayor objetividad el discurrir del Carlismo y su evolución.

La participación del Carlismo en las luchas del Pueblo por alcanzar sus libertades ha sido promovida por diversas razones y en circunstancias distintas. Pero siempre existió una razón para que el Carlismo se pronunciase, aunque posteriormente se pueda apreciar una supuesta contradicción. Lo importante es el responder a las exigencias de libertad y democracia que en cada momento plantea el Pueblo. En esta búsqueda se fundamenta una democracia del Pueblo y se plasman las condiciones de su participación y su lucha. Sigue leyendo

Anuncios

Palabras de Don Javier en Lignierès con motivo de la presentación del príncipe Carlos Javier (1970)

Carlistas: Aquí está Carlos; es vuestro.

Carlos: Aquí tienes a los carlistas. Te esperaban con amor. Vienen desde su patria para ofrecerte a la Virgen y los tendrás a ellos, a sus hijos y a sus nietos toda la vida.

Tenéis aquí tres generaciones: Yo, vuestro viejo Rey; Carlos, vuestro príncipe, vuestro presente, y el Infante Carlos, vuestro futuro. Y tenéis dos corazones de madre: Magdalena e Irene. Este niño renueva el pacto Pueblo-Dinastía. Sigue leyendo

El bautismo ecuménico de Doña Margarita y de Don Jaime (1972)

Fragmentos de Jesús Lezaun. La afonía de Ezequiel, de Cástor Olcoz, Txalaparta, Tafalla, 2009.

Tomé parte activa en dos celebraciones litúrgicas cargadas de sentido ecuménico, por cierto, en situaciones muy diversas.

La primera tuvo lugar en Holanda, donde me encontraba como invitado para administrar el bautismo a los hijos de Carlos Hugo. El cardenal Alfrink, primado de Holanda, que consiguió del Vaticano que la reina Juliana, protestante, fuera madrina en el bautismo de sus nietos, presidió una intercomunión entre católicos y protestantes (la primera que se realizaba a ese nivel). Mientras el cardenal impartía en la misa la comunión a los entonces reyes de Holanda, protestantes luteranos, yo lo hacía a la princesa heredera (la actual reina Beatriz) y a su marido príncipe Claus. Fue una experiencia ecuménica excepcional e inolvidable. (p. 78) Sigue leyendo

Don Javier, en su aniversario, acompañado de Don Carlos Hugo

Fotografía realizada con motivo de un acto de aniversario de Don Javier en Arbonne, posiblemente en el año 1973. Acompañan a Don Javier, por la izquierda, Gabriel Alonso Aristiaguirre, y por la derecha, Ignacio Romero Raizábal, que luce en el pecho una Cruz de la Legitimidad Proscripta. Al fondo se puede ver, por la izquierda, a Don Carlos Hugo, que lleva en hombros a su hijo Carlos Javier, y por la derecha, a Rafael Ferrando Sales.

El prisionero de Dachau 156.270 (1972)

Esta obra autoeditada por su autor, el carlista cántabro Ignacio Romero Raizábal, en 1972, es un relato de la experiencia del cautiverio de Don Javier de Borbón Parma en el infierno nazi de Dachau. Constituye un verdadero alegato contra toda barbarie totalitaria y un documento interesantísimo para conocer la intrahistoria carlista de los últimos años 1960.

Supuesto comunicado de Doña Magdalena de Borbón-Busset (1977)

Este comunicado, aparecido en La Vanguardia el 9 de marzo, supuestamente firmado por Doña Magdalena, que desconocía la lengua castellana, informa de que Don Javier había sido hospitalizado ocho días antes. Y afirma que por tanto era reprochable que Doña Cecilia lo hubiera sacado del hospital, en contra de las supuestas consignas de los médicos, con motivo de su Declaración del día 7. Sin embargo de ser cierto el contenido de este Comunicado sería igualmente reprochable que Sixto Enrique lo hubiera sacado del hospital para llevarlo a una notaría para la firma del Manifiesto del día 4. Curiosamente en la crónica periodística de Ignacio Amestoy de la firma del manifiesto, publicada en La Actualidad Española, n.º 1314 (7-13 de marzo de 1977), no solamente no se afirma que estuviera hospitalizado, sino que venía de pasar unos días en el campo. Llamativas contradicciones entre la crónica de Ignacio Amestoy  y el supuesto comunicado de Doña Magdalena.

Quiero expresar mi indignación por el hecho de que mi hijo Carlos Hugo haya sido capaz de acusar a su propio hermano, Sixto Enrique, de haber secuestrado a su padre, cuando precisamente, esta mañana a las 7,30 horas, y en contra de las consignas más estrictas recibidas de los médicos, nuestra hija Cecilia, de acuerdo con su hermano Carlos Hugo, se llevó a mi esposó fuera del hospital americano, centro en el que estaba hospitalizado desde hace ocho días, y donde yo he permanecido junto a él durante todo este tiempo, con el pretexto de acompañar a mi esposo a misa. Sigue leyendo