Archivo de la categoría: 2010 Carlos Javier I

Don Javier, en su aniversario, acompañado de Don Carlos Hugo

Fotografía realizada con motivo de un acto de aniversario de Don Javier en Arbonne, posiblemente en el año 1973. Acompañan a Don Javier, por la izquierda, Gabriel Alonso Aristiaguirre, y por la derecha, Ignacio Romero Raizábal, que luce en el pecho una Cruz de la Legitimidad Proscripta. Al fondo se puede ver, por la izquierda, a Don Carlos Hugo, que lleva en hombros a su hijo Carlos Javier, y por la derecha, a Rafael Ferrando Sales.

Anuncios

Palabras de Don Carlos Hugo ante el cadáver de su padre Don Javier (1977)

El 9 de mayo de 1977 en Chur (Suiza).

Padre, ayer nos dirigimos al Pueblo Carlista con una misma voz, cuando, abdicando de tu responsabilidad política en mí le pediste que renovara conmigo el pacto que nos une, en defensa de sus libertades.

Con una misma voz hemos hablado a lo largo de estos, muchos años de lucha, haciendo de este pacto el instrumento del que se sirvió el Pueblo Carlista para reconstruir su partido, clarificar sus presupuestos, emprender su evolución política hacia el sentido profundo y hasta ahora frustrado de su afán secular de justicia, de solidaridad y de creación en libertad. Sigue leyendo

Duque de Parma y Piacenza

El italiano Ducado de Parma y Piacenza no es ningún Título de señalamiento, y de hecho es independiente del legitimismo español, ya que corresponde a la Casa de Borbón-Parma por derecho propio y sin discusión alguna como herencia de la antigua familia ducal de Farnesio. Sin embargo lo incluimos en esta sección en función de que desde 1952 los derechos y deberes de la Causa legitimista recaen en una rama de la Casa de Borbón-Parma, y más concretamente porque desde 1974 la jefatura de la dinastía carlista y el titulo de duque de Parma vienen coincidiendo en las mismas personas (con la breve excepción de 1975-1977). Sigue leyendo

Duque de Madrid

El Ducado de Madrid es el título de incógnito (y de señalamiento) que adoptó Carlos María de Borbón y Austria-Este como reclamante legitimista de la Corona española. Ha sido el título de señalamiento más utilizado por la dinastía carlista, ya que hasta cinco reclamantes diferentes lo han empleado.

En el contexto de una serie de medidas destinadas a reorganizar el Partido Carlista, Carlos VII convocó a sus partidarios a una reunión que debía celebrarse en Londres el 20 de julio de 1868. Entre las cuestiones que tenían previsto tratar se encontraba la elección del título que asumiría el reclamante una vez que su padre renunciara definitivamente a sus derechos dinásticos (hecho que ocurriría el 3 de octubre del mismo año). Sigue leyendo