Archivo de la categoría: Artículos de Don Carlos Hugo en el diario El País

Estatuto de empresa y cámara económica y social (17 de abril de 1980)

17 de abril de 1980

La preocupación por buscar la solución a los problemas económicos, partiendo exclusivamente de los planteamientos de la macroeconomía o de la realización de los equilibrios globales de oferta y demanda, ha eclipsado los planteamientos que parten de la visión empresarial. De algún modo se presupone que si se alcanzan los grandes equilibrios, las empresas podrán realizar los suyos en el desarrollo armónico de la economía de mercado. Pero no es así. Es preciso ir hacia una política económica global que incluya una política empresarial. Para que pueda existir una planificación eficaz, primero hay que llegar a una definición de la empresa, de su función, responsabilidades y un estatuto de la misma. Sigue leyendo

Anuncios

Las nuevas fronteras de la democracia/2 (19 de marzo de 1980)

19 de marzo de 1980

La participación es el deseo de todo hombre que quiere ser persona y quiere ser protagonista, que quiere de verdad vivir en democracia. Este deseo existe en el ciudadano actual, porque quiere adherirse a una idea filosófica, humana o política que merezca la pena y que nazca de la participación, evitando así que venga impuesta por las circunstancias o por algunos grupos dominantes.Pero el participar presupone que el ciudadano encuentre unos cana les de participación y de información adecuados. En cuanto a la participación en una sociedad moderna, esos canales son fundamentalmente los partidos políticos, los sindicatos y los entes autonómicos. En cuanto a la información, el Poder tiene que iniciar los debates públicos sobre los principales problemas que tenemos planteados, aprovechar todo el potencial informativo y pedagógico de los modernos medios de comunicación de masas, fundamentalmente la televisión , y ponerlos al servicio de toda la sociedad y no de los grupos de poder. Es necesaria una didáctica política para desarrollar la participación del pueblo español. Sin estas premisas de participación e información no es posible el acceso a la democracia real, y que la participación se haga sobre unas bases pedagógicas y culturales. Sigue leyendo

Las nuevas fronteras de la democracia/1 (14 de marzo de 1980)

14 de marzo de 1980

La democracia no está consolidada. La opinión pública asiste con cierto desconcierto a un proceso de democratización que se produce desde la cumbre y en el que no se ve implicada, salvo en momentos electorales. El mismo fenómeno se aprecia en el resto de Europa, pero con la diferencia de que son países con democracia ya asentada. Sigue leyendo

El Plan Económico del Gobierno no es un plan económico (13 de octubre de 1979)

13 de octubre de 1979

El Plan Económico del Gobierno no es un plan económico, es simplemente un plan coyuntural para salir del paso. Criticar las intenciones del Plan es prejuzgarlas. El prejuicio debe, en esté caso, ser favorable, pues ningún Gobierno, y menos el actual, puede tener otras intenciones que las de conseguir el necesario éxito político, consecuencia de un éxito económico. Por otra parte, no cabe duda de que las intenciones económicas parecen razonables, deseables u oportunas, pero existe el problema de la crítica. El llamado Plan es una serie laudable de intenciones o deseos y no es un plan económico, porque le falta lo esencial: la expresión en cifras de las perspectivas del Plan. Sigue leyendo

Hacia otro modelo de crecimiento (3 de mayo de 1979)

3 de mayo de 1979

Pronto habrá en España dos millones de parados. El paro es la angustia para el trabajador, pero también para el hombre de Estado. Es, a la vez, causa y consecuencia de la crisis económica. Es, también, una demostración patente de la incapacidad de un sistema económico para resolver un simple problema de organización de la producción. Sigue leyendo

Construir las autonomías (22 de marzo de 1979)

22 de marzo de 1979

Las recientes elecciones generales han creado una mayoría gubernamental, de hecho, que puede asegurar:

Primero. Que habrá una estabilidad política del poder por sí solo.

Segundo. Que este poder, al ser más responsable, será más responsable, será más fuerte y también más criticable.

Tercero. Que la oposición también podrá salir de las ambigüedades. Sigue leyendo

Cinco estatutos para la Constitución (18 de enero de 1979)

18 de enero de 1979

El país necesita cinco estatutos. Las bases para el primer estatuto, el de las autonomías, se han desarrollado ampliamente en la Constitución, aunque todavía falta un segundo estatuto municipal para completar el autonómico anterior. Pero, cada vez más, se pone de manifiesto la necesidad de otros dos estatutos. Son imprescindibles un estatuto del sindicato y un estatuto de la empresa y del trabajo, que representen un conjunto coordinado de deberes y obligaciones entre estos dos poderes fácticos que inciden en el mecanismo productivo de la nación. Por último, será también necesario construir las bases para un quinto estatuto, el de los partidos políticos. Sigue leyendo