Archivo de la etiqueta: Arbonne (Iparralde)

Don Javier, en su aniversario, acompañado de Don Carlos Hugo

Fotografía realizada con motivo de un acto de aniversario de Don Javier en Arbonne, posiblemente en el año 1973. Acompañan a Don Javier, por la izquierda, Gabriel Alonso Aristiaguirre, y por la derecha, Ignacio Romero Raizábal, que luce en el pecho una Cruz de la Legitimidad Proscripta. Al fondo se puede ver, por la izquierda, a Don Carlos Hugo, que lleva en hombros a su hijo Carlos Javier, y por la derecha, a Rafael Ferrando Sales.

Don Javier y Don Carlos Hugo en una reunión de la Junta de Gobierno (1970)

Don Carlos Hugo, acompañado de su padre Don Javier, se dirige a los representantes territoriales en una reunión celebrada en Arbonne en 1970.

Carta de Don Javier a su hijo Don Carlos Hugo (1973)

Mi querido hijo Carlos Hugo:

Hace ahora ventiún años que también por carta te recordaba tu deber de representarme y tu responsabilidad de heredero. Durante todo este tiempo he puesto progresivamente en tus manos gran parte del gobierno del Carlismo, para que llevases a cabo una labor de renovación y puesta en marcha del Partido, que le capacite para su lucha. Sigue leyendo

Testamento político de Don Javier (1970)

Mi Testamento

Para la hora en la que Dios Nuestro Señor me llame a rendir cuentas de mi larga vida y de los grandes deberes y responsabilidades que me impuso en sus designios, quiero dejar consignada en este Testamento Político, ante mi sucesor, mi familia, mis amados Carlistas y el pueblo español, sin lugar de dudas, la incontestable y doble legitimidad de la sucesión de nuestra dinastía, que se refiere tanto al orden sucesorio legítimo de la Corona de España como al mando supremo del Carlismo. Sigue leyendo

Palabras de Don Javier en Arbonne (1976)

Intervención grabada de Don Javier en el acto realizado en Arbonne el 30 de mayo de 1976, escasas semanas después de los crímenes de Montejurra.

Hoy en la Misa hemos pedido a Dios por las almas de Ricardo y Aniano, ahora vamos a cumplir con el compromiso que hemos contraído con ellos, que es un compromiso político.

Desde mis ochenta y siete años puedo observar con mayor claridad el valor del compromiso político y de sus resultados eficaces en la lucha por la causa de la libertad que es la causa del Carlismo. Sigue leyendo