Archivo de la etiqueta: Manuel Fal Conde

Mensaje del Príncipe Regente Don Javier al Aplec de Montserrat (1947)

A los muy queridos carlistas reunidos en Montserrat:

En esta primera concentración carlista de carácter nacional en el Real Monasterio de Nuestra Señora de Montserrat, hubiera sido mi vivísimo deseo estar con vosotros, para unir nuestras oraciones y nuestros pensamientos en el recuerdo de todos los hermanos que hace diez años han dado su vida al servicio de Dios y de la Patria. Sigue leyendo

Anuncios

1951. Una visita Real: Manises, capital del legitimismo (2018)

Manises. 1951. De izquierda a derecha; Miguel Martínez, Miguel Montaner Nadal, Sara Peris, VIcente Valero, don Javier de Borbón Parma, doña Francisca de Borbón.

Horta Noticias

06/03/1918

Vicent Morellà Fuset

Con independencia de lo que pudiera hacer el ejército, decenas de miles de carlistas estaban dispuestos a tomar las armas en 1936 como habían hecho sus antepasados cien años antes. Prácticamente agonizante al producirse el advenimiento de la República, el derrumbamiento de la dinastía liberal y la persecución religiosa desatada por el nuevo régimen, hicieron que el carlismo tomara fuerza y que una vez más, los boinas rojas se alzasen en defensa de Dios, la Patria y el Rey. Sigue leyendo

Carta de Alfonso Carlos I a Fal Conde sobre la Regencia (1936)

Mi muy querido Fal Conde:

No hallo palabras para decirte el gusto que nos dio tu buenísima tan afectuosa visita. Cada vez que te vemos son días de alegría para nosotros. Te damos un millón de gracias por haber venido en un momento que tanto trabajo tenías en Madrid.

Nos causó suma alegría el ver que encontraste bien mi elección de Javier, antes de todo como Regente. El que se vuelva mi sucesor lo arreglará Dios, que nos inspiró aquel Príncipe tanto a mí como a ti. Sigue leyendo

Manifiesto del Príncipe Regente Don Javier a los carlistas (1941)

A los Carlistas:

Como en otras ocasiones decisivas, y con más razón que nunca en la actual, es necesario que se oiga la voz de la Legitimidad, cuyo sagrado depósito me confirió el último rey don Alfonso Carlos. Al llevarla yo en este momento, sólo pienso en mi deber de servirla con toda fidelidad y desinterés, conforme al juramento prestado ante su cadáver, sin preocuparme de los ataques de quienes han querido reprocharme el cumplimiento de obligaciones militares, anteriores a aquel encargo e inexcusables para todo hombre de honor, y que en circunstancias análogas antes que yo, que tengo un cometido transitorio en la Monarquía Tradicional Española, perfectamente ajustado a las leyes de la misma, cumplieron, sin menoscabo, gloriosos reyes y príncipes de ella. Sigue leyendo

Jura de los Fueros del Principado de Cataluña por Don Javier en Montserrat (1951)

Don Javier visitó el 3 de diciembre de 1951 el monasterio de Montserrat para jurar los fueros catalanes. En la fotografía aparecen a su derecha, Manuel Fal Conde, Jefe Delegado del partido legitimista, y a su izquierda, Aureli Maria Escarré, abad del monasterio. Sigue leyendo

Carta del Príncipe Regente Don Javier a los Requetés y Carlistas (1945)

A mis queridos requetés y carlistas:

Las dificultades que para comunicar con vosotros había creado la ocupación alemana, acabaron en una incomunicación absoluta durante estos largos meses. En este tiempo ni a vosotros ha llegado la voz alentadora de vuestro Regente, ni hasta mí el consuelo de seguir vuestras actuaciones y admirar vuestra firmeza en el mantenimiento de nuestros santos ideales, sin que ni la incomprensión de unos, la hostilidad de otros y el mismo apartamiento de la disciplina de alguno de los nuestros, fuera suficiente para apagar y disminuir vuestros entusiasmos.

Tanta mayor alabanza merecéis por esa firmeza, cuanto más difícil que frente a la posición liberal ha sido el mantenimiento de vuestra lealtad cuando se ha pretendido presentar como semejante un sistema que nada tenía que ver con el tradicional, y se ha llegado a tachar de antipatriótica la no colaboración con el Poder que, a pesar de derivar sus títulos del maravilloso esfuerzo del 18 de julio, al que tanto contribuisteis, se desvió en sus normas y realizaciones de aquel espíritu. Sigue leyendo