La vía carlista al socialismo autogestionario: el proyecto carlista de socialismo democrático (1977)

Carlos Hugo de Borbón Parma, Grijalbo, Barcelona, 1977. Incluye dos colaboraciones de John Kenneth Galbraith y de Roger Garaudy.

1977 La vía carlista al socialismo autogestionario

Anuncios

Don Javier, en su aniversario, acompañado de Don Carlos Hugo

Fotografía realizada con motivo de un acto de aniversario de Don Javier en Arbonne, posiblemente en el año 1973. Acompañan a Don Javier, por la izquierda, Gabriel Alonso Aristiaguirre, y por la derecha, Ignacio Romero Raizábal, que luce en el pecho una Cruz de la Legitimidad Proscripta. Al fondo se puede ver, por la izquierda, a Don Carlos Hugo, que lleva en hombros a su hijo Carlos Javier, y por la derecha, a Rafael Ferrando Sales.

Manises por Don Carlos (2018)

Horta Noticias

08/10/2018

Vicent Morellà Fuset

Mientras quede un brazo que mueva una honda,

mientras queden piedras en los pedregales,

mientras tenga ramas esta vieja fronda

donde cortar picas para tus zagales,

mientras en tu pró se mueva una lanza,

Rey, para tu gloria hay una esperanza.

Ramón del Valle-Inclán (1866-1936) en Voces de gesta (1911).

Estos versos de Valle-Inclan hace referencia al movimiento político más antiguo de toda Europa: el carlismo. Por ello, la historia contemporánea de España no se puede explicar sin su aparición, auge, declive y supervivencia. Nombres como Zumalacárregui, Ramón Cabrera, Aparisi y Guijarro, Cucala, Carlos VII, los Requetés o Montejurra han quedado en la memoria colectiva de todos los españoles y en nuestro folclore. Y al nombrarlos, evocamos a los Boinas Rojas; aquellos Voluntarios que dieron sus vidas y haciendas por la instauración de una monarquía católica, foral, social, tradicional y verdaderamente representativa. Sigue leyendo

El prisionero de Dachau 156.270 (1972)

Esta obra autoeditada por su autor, el carlista cántabro Ignacio Romero Raizábal, en 1972, es un relato de la experiencia del cautiverio de Don Javier de Borbón Parma en el infierno nazi de Dachau. Constituye un verdadero alegato contra toda barbarie totalitaria y un documento interesantísimo para conocer la intrahistoria carlista de los últimos años 1960.

La Condesa Zileri, Condesa de Sala o la Reina carlista (2018)

La Razón

01/09/2018

Amadeo-Martín Rey y Cabieses

Margarita de Borbón-Parma, llamada «Meg» en familia, era hija de Carlos III, duque de Parma, y de la princesa Luisa María Teresa de Francia. Fue reina de España como esposa del carlista Carlos VII, Duque de Madrid, título que también usó ella. A Margarita le gustaba viajar, tanto en barco como en ferrocarril, pero de incógnito, pues de este modo, decía a sus parientes, «me cuesta menos. ¡No hay por qué decir duquesa de Madrid pues el termómetro de la cuenta se triplica!» En 1886 llegó a Londres bajo el nombre de condesa Zileri, encontrándose luego en París, durante el mes de junio, con sus antiguas amistades. Allí se hospedaba en un hotel en la calle Nueva de San Agustín. El marqués de la Romana le escribía a Dameto: «Te ruego en nombre de la Señora que reserves en el hotel de l’Empire tres cuartos de una cama cada uno, algo de comer y fuego en la chimenea, para el martes 11 por la noche. Los viajeros son: la Reina, Juanita, y un servidor. Podrías mandar un coche a la estación de Orleáns, dando al cochero la orden de entregarme una tarjeta tuya, por ejemplo, para saber que es el destinado a nosotros. En la fonda no sonará más que mi nombre, y para las demás gentes, te encargo el más riguroso secreto». A veces, para que no la reconocieran en sus viajes, cogía alguna prenda de su antigua aya, madame de Richebois. Disfrazada así tomaba el tren o la diligencia, como dama enlutada, escondiendo su cara bajo un velo. Conocía el horario de los trenes, de las diligencias y de los correos, trataba de que no se perdiesen las cartas y de que las noticias llegaran pronto a España. Sigue leyendo